Arturo Álvarez: “Mendizorroza nos aporta una confianza adicional”

 

22/11/2016 Se habían marcado como objetivo prioritario para su temporada de debut en la Liga LEB Oro el poder ser competitivos en cada encuentro pero en el seno del Sáenz-Horeca Araberri están superando con creces las previsiones más optimistas gracias a su imbatibilidad como locales en un año en el que han cosechado hasta el momento el 70% de triunfos para recorrer algo más de la mitad de su camino hacia la permanencia.

 

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Ni TAU Castelló, ni Melilla Baloncesto, ni Marín Peixegalego, ni FC Barcelona y ni mucho menos el colista Calzados Robusta. Absolutamente nadie ha sido capaz de abandonar estar temporada el Polideportivo de Mendizorroza con un triunfo con el que hacer más ameno el viaje de regreso a casa.

Y es que sobre su pista les aguarda cada tarde de sábado un Sáenz-Horeca Araberri para el que cada encuentro como local comienza a ser sinónimo de victoria. Invictos en su feudo desde el pasado 29 de abril cuando cayeron por última vez en el segundo asalto de semifinales en la Liga LEB Plata los vitorianos han convertido su pabellón en un auténtico fortín.

Una pista en la que han sumado ya cinco triunfos en otros tantos encuentros y que les ha ayudado a recorrer algo más del 60% de su camino hacia la permanencia en una temporada de debut en la que la mano de Arturo Álvarez ha convertido al plantel vitoriano en invencible.


Arturo Álvarez, el arquitecto de un sólido éxito

Su nombre ejerció como el del último técnico en incorporarse a un banquillo a lo largo de un verano 2016 en el que su nuevo equipo tenía más que claro que Arturo Álvarez debía ser el máximo responsable de su vestuario. Una nueva etapa que comenzaba con las dudas lógicas de un proyecto debutante y que se han ido despejando gracias al trabajo de un equipo que ha sumado siete triunfos durante las diez primeras jornadas.

Resultados que a buen seguro hubiera firmado a priori un Arturo Álvarez realmente satisfecho por cómo están saliendo las cosas para su Sáenz-Horeca Araberri: “¡Y tanto que lo hubiera firmado! Lo hubiera firmado antes de tener configurada la plantilla, durante la pretemporada, e incluso la semana pasada… Sabíamos que este equipo lo iba a dejar todo sobre la pista pero si por aquel entonces me hubieran dicho que a estas alturas íbamos a tener ya siete triunfos hubiera respondido que esas cifras estaban incluso muy por encima de mis previsiones”.

Unos números que han llegado avalados por el extraordinario trabajo de una plantilla a la que Arturo le ha inculcado unos valores trabajados a conciencia desde el primer día de una tardía pretemporada: “Para poder afrontar una Liga tan dura y exigente como la LEB Oro tienes que partir desde un punto de vista objetivo siendo en todo momento consciente de lo que eres. Aquí hay un grado de dificultad y exigencia altísimo al que queríamos adaptarnos encontrando regularidad en nuestra pista y, a partir de ahí, nos marcamos la meta del triunfo a domicilio. Ahora mismo nos encontramos en un momento en el que hemos enganchado dos triunfos consecutivos a domicilio y en el que tenemos el 70% de las victorias que se han puesto en juego lo que nos ha dado una estabilidad en la competición impropia para un novato”.

Sextos en la tabla clasificatoria y con un 60% del camino a la permanencia ya recorrido, los vitorianos tratarán de aprovechar ahora este impulso para seguir creciendo en la competición: “Este inicio nos ha ayudado para que podamos afrontar ahora el tramo más importante de la primera vuelta plenos de confianza ya que llegamos con buenas sensaciones. En nuestra primera charla de la temporada habíamos hablado de que había una premisa innegociable que era la defensa y nos hemos convertido en la segunda mejor de la competición tras la del líder algo a lo que hemos unido un buen entendimiento de roles por parte de nuestros jugadores lo que les ha llevado a mejorar uno por uno sus estadísticas para mejorar esas expectativas iniciales que nos habían adjudicado e incluso que nosotros mismos nos habíamos marcado”.
La magia de un lugar llamado Mendizorroza:

Pocos son los secretos que alberga esta temporada un Sáenz-Horeca Araberri para el que el trabajo es el fruto de todo. Eso sí, la pócima mágica del conjunto vitoriano parece multiplicar al máximo sus efectos cuando el equipo salta a la pista de Mendizorroza donde los de Arturo Álvarez pueden presumir de ejercer como uno de los pocos equipos de España imbatidos en su feudo.

Una condición basada en una sola palabra: “Para nosotros Mendizorroza significa confianza. Sobre su pista el equipo se siente realmente bien elevando a la máxima potencia la expresión de jugar “como en casa” ya que ahí adquirimos una confianza especial que nos lleva a entender que el balón va a entrar ya desde que sale de las manos de los jugadores. En ella pasamos unas 20 horas semanales disfrutando al máximo de la historia de un pabellón que nos está acogiendo realmente bien en nuestro debut en la competición y que nos está ayudando a completar un gran inicio liguero”.

Aunque para ello no está faltando trabajo por parte de un equipo que quiere seguir creciendo en una competición que ha permitido a su afición disfrutar al máximo de lo logrado hasta el momento: “Siempre dije que quería que este fuera un equipo muy trabajador pero si hay algo que me genera una satisfacción especial es el poder verles entrenar con la ilusión con la que lo hacen y que nos permite hacer propuestas diferentes y arriesgadas. Esto nos ha llevado a ser el equipo que menos posesiones concede de toda la Liga al equipo rival lo que ayuda a conseguir un mayor número de victorias y a que crean por tanto más en el trabajo que les plantean sus entrenadores”.

Y será a través de él con el que planteen nuevos retos a unos jugadores que tendrán ahora en sus manos el reto de poder cerrar cuanto antes el objetivo inicial de la permanencia para poder pensar en cotas mayores: “Por mi vocación de profesor mi obsesión en estos momentos es las matemáticas y estas dicen que para conseguir la permanencia lo antes posible necesitamos unas 12 victorias. Para ello nos habíamos marcado como reto seis en la primera vuelta y otras tantas en la segunda pero mientas no hayamos conseguido ese reto -que por ahora estamos superando- no queremos pensar en objetivos más ambiciosos. A partir de ahí no descarto soñar con nada porque este equipo tiene una gran ilusión que en ese momento se vería reforzada por la tranquilidad y el sosiego de tener ya la permanencia asegurada”.

Todo ello en un año que ha supuesto el regreso del técnico asturiano a la competición y en el que el apoyo de la afición será indispensable para poder mantener el nivel exhibido en Mendizorroza: “Me siento muy agradecido a Óscar –presidente- por la confianza que depositó en mí y que me ha permitido regresar este año a una competición en la que me siento afortunado cada fin de semana por poder enfrentarme a técnicos como Alfred Julbe, Gonzalo García de Vitoria o Antonio Pérez entre otros muchos porque esta es una Liga con un gran nivel de entrenadores. El reto era bonito y lo estoy disfrutando mucho en un año en el que quiero dar las gracias a todos aquellos que nos acompañan cada día en Mendizorroza y en el que quiero invitar a que toda la ciudad se involucre con nosotros para disfrutar de una Liga LEB Oro que cuenta con una gran riqueza táctica y que es un gran complemento al gran nivel del Baskonia en Liga Endesa y del Araski en LF1”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s